miércoles, 6 de agosto de 2014

Permite que tu hijo te conozca

Lo sé, el titulo suena extraño y es casi seguro que todas las mamas me dirán que sus hijos la conocen desde que nacieron, lo cual hasta cierto punto es cierto, pues como tal vez muchas dirán el hijo sabe el color de cabello de su mama, su nombre, su contextura, sabe cómo cocina, sabe si se maquilla o no, sabe cómo se viste, en fin sabe muchas cosas cotidianas de su mama

En cierto modo el niño solo conoce el lado bonito de la mama, es decir evitamos que conozcan nuestro lado no tan bonito, no digo que esto esté mal, pero siempre cometemos el grave error de enseñarle a nuestros hijos que somos de hierro, que podemos hacer todo así no sintamos físicamente mal, no le permitimos ver que también nosotras tenemos sentimientos y debilidades, en fin nos hacemos un disfraz única y exclusivamente para los hijos.

Esto casi siempre puede funcionar por muchos años pues una persona normal tardara años en notar el desgate físico que supone forzar el cuerpo a realizar tareas que no podemos hacer en determinado momento y también tardamos años en ver los efectos de no reposar ni un poco cuando nos enfermamos, pero no solo vemos el resultado en nuestro cuerpo sino que también lo notamos en nuestros hijos, pues si un día nos enfermamos y no lo podemos llevar a una fiesta o a un compromiso, el pensara que si antes podías ahorita debes poder y si no lo haces pues lo tomara como que no te importa su compromiso o que lo quieres hacer quedar mal, lo cual es un poco entendible, pues si lo acostumbramos a que siempre haremos todo sin importar nada el niño no entenderá que te sientes realmente mal y de verdad necesitas reposar así sea un ratito, pues de lo contrario tardaras en mejorarte.

¿Pero qué ocurre si no eres una madre normal, si eres una madre que sufre de migraña, anorexia, fibromialgia, artritis, hernias, o etc.?

Pues fácil si siempre te disfrazas de mujer de hierro tu cuerpo colapsara muy rápido y el niño tal vez se sienta culpable o no entienda del todo que te pasa, por eso es que debemos permitir que el niño conozca todo de su mama, hay que explicarle cuando te sientes mal que necesitas tal vez jugar algo más tranquilo, tal vez necesitas que no grite, tal vez necesitas que se quede recostado contigo mientras los calmantes te hacen efecto pero pueden aprovechar de ver una película, dile que no es su culpa, simplemente es que ese día no te sientes muy bien, no lo excluyas pues si tienes cosas que estarán contigo toda tu vida, tu hijo debe conocerlas para no asustarse y asi podra entender  que las mamas tambien son delicadas

Tampoco ocultes tus sentimientos, pues así el niño sabrá que si siente triste, molesto, frustrado o desganado, es mejor hacer saber cómo se siente que guardarse todo, pero si el niño ve que ni tu misma sabes expresar tus emociones pues se quedara si un patrón por el cual guiarse y acumulara muchas energías negativas y positivas en su interior lo cual en algún momento de su vida le pasara factura a su cuerpo

Así que en serio permite que tu hijo conozca tu locura, tu tristeza, tu enfermedad si tienes una, tus manías, tus sueños, tus metas, tus logros, tus fracasos, en fin muéstrale los dos lados de la moneda en vez de uno solo, muéstrale que eres humana pues tu eres la guía de las acciones que el tomara en el futuro, si es hombre le dará a su esposa el trato que se merece como madre y como mujer, y si es mujer sabrá que trato merece siendo madre y mujer pues habrá tenido el mejor ejemplo del mundo y ese ejemplo eres tú, por eso muéstrate como humana y no como un robot


9 comentarios:

  1. Muy buena tu reflexion..Los niños son muy listos y si les explicas las cosas clarita y con elemplos, seguro que les evitaras futuras desilusiones. Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por leer mi blog, y tyienes razon los niños entienden si uno les explica, y es mejor no ocultarle algunas cosas no sea que en un futuro no puedan entender

      Eliminar
  2. Que cierto lo que dices, yo nunca he podido ser mamá de hierro, una por enfermedad y dos que me cuesta hoy en día ocultar mis sentimientos. Mi hijo a pesar de ser un chiquitín de dos años 8 meses, es capaz de comprender cuando no me siento bien de salud cómo para llevarlo al parque o cositas así, y siempre hemos sido de expresar el cómo estamos y por el momento ha resultado bien. Ahora ... a no todo el mundo le parece bien , pero mientras el respeto siga no me parece mal c:

    Me quedo por aquí me ha encantado tu reflexión y espero leer más. Te he conocido gracias al concurso de Ana Mamá de verdad.

    Saludos !!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por leerme, y me alegra conocer a otra mama que ha permitido que su hijo la conozca, el post en si viene de mi propia experiencia con mi hija, ya ella con tres años cuando sabe que siento mal, hasta trata de ayudarme, ya sea buscando juegos tranquilos o segun ella ayudando en lo que este haciendo en ese momento, no se si la gente ve esto mal o bien, pero a las don nos funciona y eso es lo que me importa

      Eliminar
  3. Me encanta tu reflexión, esta muy bien que queramos ser unas supermamás,pero eso es imposible las 24 horas de los 365 días del año. Y cuando no podamos es importante que nuestros peques puedan entenderlo, así que sí, hay que permitir que nos conozcan!
    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. tienes razon, no siempre podemos ser super mamas por eso es bueno no ocultar esos detalles a nuestros hijos, pues si no lo hacemos asi llegara el momento en que realmente necesitaremos una pausa y ellos no lo entenderan, por eso siempre dire que hay que dejar que los hijos te conozcan

      Eliminar
  4. Muy buena reflexión. Yo trato de decirles a mis peques que hay días, o momentos, en que mamá no está al 100%, puedo estar cansada, enferma o enfadada, ellas no tienen la culpa, pero si trato de hacer como que no pasa nada, acaban pagando el mal día.
    Por cierto, vengo de parte de Mamá de verdad, si te pasas por mi blog, espero que te guste.
    http://elrinconcitodemamy.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya mismo visito tu blog, en mi caso aprendi por las malas que es mejor no fingir ser de hierro pues si lo haces tarde o temprano colapsas y el bebe no entendera que te pasa y hasta se puede preocupar por eso mi hija sabe que hay dias que los juegos o actividades deben ser pausadas, pero hay dias que podemos correr, gritar o hacer lo que ella quiera y la verdad me va bien, las dos nos hemos adaptado muy bien y por cierto gracias por leerme

      Eliminar
  5. gracias por unir tu post al pupiletras!

    ResponderEliminar