jueves, 5 de marzo de 2015

Tengo una hija muy valiente

Este post me ha tomado bastante tiempo hacerla por diferentes  motivos que espero explicar en un próximo post, pero hoy les quiero hablar de mi hija, así que este post va a dedicado a mi hija y espero que les guste.

El 23 de diciembre del año pasado mi hija amaneció un tanto decaída y todo lo que comía lo vomitaba, yo pensaba que la pobre se sentía mal del estomago, pero al día siguiente apenas se despertó empezó a botar flema y se le notaba que respiraba raro, me tomo unos minuto ver que no era que estaba hiperventilando sino que le estaba costando respirar, así que la lleve de emergencia a un ambulatorio y ahí empezó nuestro recorrido.

En el ambulatorio me dijeron que tenía una crisis de asma moderada a leve, y la tenían que nebulizar, por suerte a ella ya antes la habían nebulizado y no se asusta con la mascarilla ni con el ruido, pero igual todos se sorprendieron de cómo ella se queda quieta mientras la nebulizan, después de esas nebulizaciones la doctora que la vio me dijo que tenían que inyectarle hidrocortisona, mi hija no se asusto con la aguja y hasta se acostó en la camilla, puso el bracito para que la inyectaran, pero no se la pusieron porque a mí me dio un mal palpito y me dije que si a mi hija eso le daba alergia ahí no la podrían tratar pues no tenían casi medicamentos.

Me la remitieron al hospital, ahí por suerte una enfermera tenía un medicamento intravenoso distinto a la hidrocortisona, y así habían menos riesgo de una reacción alérgica, mi hija entro a la enfermería acompañada por mi papa y no lloro cuando le pusieron el medicamento por la vena, luego se dejo hacer las siguientes nebulizaciones como que si fuera una niña grande, hasta la enfermera se sorprendió de su valentía, pues aunque yo estaba a su lado hablándole y sosteniéndole la manito, explicándole que le hacían, era la primera vez que la nebulizaban sin estar sentada encima mío

Después de ese tratamiento me dieron la mala noticia  que mi hija tenia era crisis de asma de moderada a severa, y que era probable que en el ambulatorio la hubieran complicado dándole una dosis muy fuerte para ella de medicamentos, así que mi hija se tenía que quedar hospitalizada, y justo ese día me di cuenta que mi hija es más valiente de lo que yo pensaba.

Luego de llenar la hoja de ingreso, y llegar a la sala de hospitalización de emergencia, le asignaron una cuna, luego la llamaron para ponerle una vía y así no inyectarla cada 4 horas para ponerle el medicamento intravenoso, cosa rara la enfermera dejo que me la sentara en la pierna, y le hablo de forma amable diciendo lo que le haría, lo sorprendente de todo esto es que solo se quejo un poquito con el pinchazo, pero no se quejo cuando le pusieron la vía, ni se movió, por ese motivo la vía le quedo perfecta.

Cuando regresamos a la habitación solo dijo que le dolía su manito, y pregunto si nos iríamos a la casa, supondrán lo duro que es decirle a tu hijo que pasara navidad en un hospital, pero ella no lloro, solo me vio y escucho la explicación, ese día le costó un poco dormir porque no podía dormir con ella sino que tenía que estar en una silla al lado de su cuna.

Al día siguiente se animo con la llegada de santa y otros muñecos que fueron al hospital a llevar regalo a los niños, ella saludo a todos y hasta le dio un besito a santa, ella recibió una muñeca con algunas cositas para la cocina, eso ayudo a que tuviera algo con que jugar, y ese día se porto excelente, recibía su tratamiento como niña grande, y hasta le respondía a los doctores o enfermeras todo lo que le preguntaban, solo se quejaba de su manita, que le dolía.

Al otro día me entere que el cuadro de mi hija siempre fue crisis de asma severa, lo cual indicaba que nos quedaríamos mas días, es mas ese mismo día nos subieron a hospitalización a un cuarto un poco mas privado porque solo serian 4 cunas con una camita al lado para la mama,  cuando subimos mi hija se sintió más relajada pues ya podía estar fuera de la cuna sin peligro de que se fuera a cualquier lado  sin avisar, y ese día aun contra las normas del hospital  ella durmió a mi lado.

Los otros dos días fueron demasiado sorprendentes para mi pues mi hija se dejo hacer su primer examen de sangre y sin llorar, pero lo que más me sorprendió fue que la misma enfermera me dijo que todos hablaban en el hospital de lo valiente que era mi hija pues estaba aguantando todo como que si fuera una niña de 5 o 6 años, que les maravillaba como mi hija entendí las explicaciones de la enfermera y hasta hablaba con ellas para contarles lo de su día, me dijo además que era impresionante que no llorara cuando le saco la sangre y además añadió que se notaba que mi hija no estaba engañada, es decir que yo ya le había avisado lo que le harían, el porqué se lo harían, y que se notaba que no le decía una mentira pues hasta le avisaba que algo le dolería o no.

El 28 de ese mes por fin dieron de alta a mi gorda, aunque le mandaron tratamiento para la casa y ciertos cuidados, pero lo importante es que descubrí que mi hija tuvo esa valentía porque confiaba plenamente en lo que yo le decía, porque se sentía segura de que yo no le mentiría, sabía que habían cosas que le dolerían pero eran por su bien, que ella estaba ahí era para curarse. Así que solo debíamos tener paciencia pues es mejor aguantar unos días en el hospital hasta estar sano que irse enfermo y estar regresando a cada rato al hospital

PD: Le mandaron una placa, y el radiólogo se maravillo porque mi hija actuó de forma muy colaboradora, agarro su placa, siguió las ordenes, y cuando todo termino le dijo muchas gracias, pregunto si su muñeca necesitaba hacerse una foto como ella y hasta le regalo un besito al radiólogo

2 comentarios:

  1. Enhorabuena preciosa, tienes una hija muy muy valiente. Como dices, porque se sentía muy segura a tu lado y tu le explicabas todo genial y de forma sincera. Me alegro que ya pasara y la nena esté mejor. Un besazo enorme a las dos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. gracias por leerme, y gracias por tus bellas palabras, lo bueno es que ya todo paso, y ella ya esta sana, bueno aun sigue con su dermatitis atopica pero ya esta mejorando tambien de eso

      Eliminar