martes, 22 de abril de 2014

Encontrar Fortalezas en nuestras Debilidades

Este post va dedicado a una amiga que apenas se está estrenando como mama, para ayudarla a ver que a veces las debilidades guardan muchas fortalezas que ni imaginaríamos, en si me gustaría darle la ayuda que a mí me hubiera gustado recibir  en su momento, pero por múltiples razones no recibí,
Bueno empezare diciendo que al ser migrañosa, haber tenido anorexia, y ser alérgica, y sumado a todo tenía mi nueva realidad y es que contra todas mis expectativas seria madre soltera, la verdad me concentre en gran medida solo en el embarazo, no pensé en como haría cuando mi hija ya naciera, como imaginaran en el embarazo es muy fácil descansar si lo necesitas pues es casi todos saben que una mujer embarazada duerme mucho, así que si tienes un día pésimo y decides descansar pues todos lo verán como algo normal y natural,  ¿pero qué sucede cuando nace el bebe? Todos querrán que actúes como la súper mujer o mejor dicho que hasta te sientas culpable por expresar que necesitas un descanso, pues te dirán que realmente no haces mucho o que todas las mamas están en la suprema obligación de no descansar pues la casa debe ser una tacita de plata, y cosas así, pero la realidad es otra, cuando tu cuerpo es un cuerpo que a veces necesita descanso y que no puede llevar un ritmo acelerado o el ritmo de una súper mujer te encuentras en la difícil posición de admitir que tienes debilidades, pero también es el momento de pensar en volver esas debilidades en fortalezas.
La verdad es que me tomo muchos meses y también muchos ensayos y errores ver que debilidades podía convertir en fortalezas, y eso fue en parte porque en casi todos los lados que medio busque ayuda quienes trataban de dar algún consejo por lo general tenia el apoyo de sus parejas o simplemente insistían en que debía obviar todo, que nunca deje que mi hija sepa que a veces me siento mal, y por sobre todo que siempre lleve un ritmo digamos normal en todas las madres.
Cuando mi gorda tenia un año y meses fue que deje totalmente de tratar de actuar  como según yo deben actuar todas las madres y empecé a actuar bajo mi propio ritmo y estas son las cosas que yo pensaba que me hacían ver como pésima madre para descubrir que cada madre hace las cosas lo mejor que puede y en base a sus limitaciones o sus capacidades.

1.    Deje de ver el tener que a veces descansar cuando mi gorda hace la siesta como algo 
malo, y lo veo como algo bueno, pues mi gorda se siente siempre protegida por mi

2.    Me di cuenta que el tener una dieta por mi alergia hace que mis comidas tengan que ser saludables, lo que me permitió incorporar sin problemas a mi hija en la comida familiar desde que cumplió el año


3.    El recibir tantas críticas sobre la crianza de mi hija en vez hacerme débil y hacer que dude de todo, me hizo fuerte en defender mi manera de crianza, estoy segura de que a  veces es mejor tomar el camino lento pues muestra resultados sólidos a la larga.

4.    Al no saber con exactitud que días puedo hacer 20.000 cosas y cuando no pues aprendí que todos los días son distintos y aunque no este en las mejores condiciones de salud o animo siempre habrá algo que pueda hacer para distraer a mi gorda


5.    Descubrí la increíble fuerza que te puede dar la sonrisa de tu hijo, o la fuerza que te da el querer consolar a tu bebe, ese tipo de fuerza que te permite caminar para mecer a tu bebe mientras todo tu cuerpo pide a grito que aunque sea te sientes.

6.    Lo mas importante que aprendí fue que dentro de toda mi imperfección y que estoy segura de que las criticas nunca desaparecerán, mi hija es sana, tiene un buen desarrollo psicomotriz, se que hago todo a mi ritmo y si tal vez ahorita parece que no siempre aprovecho el dia como muchas madres, el solo saber que mi hija es feliz, sana y grande, me da la energía suficiente para  todos los días no dejarme caer.


Y tu, ¿de que forma has vuelto cosas que crees que son debilidades en fortalezas, con tal de que tu hijo este sano y feliz? 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario